Previsiones para 2023: una crisis inminente por Michael Roberts

Al final de cada año, intento prever lo que sucederá en la economía mundial en el próximo año. Por supuesto, los pronósticos implican errores, dadas las muchas variables involucradas que impulsan las economías. Los pronósticos meteorológicos siguen siendo difíciles de hacer y en este caso los meteorólogos están lidiando con eventos físicos y no (al menos directamente) con acciones humanas. Sin embargo, los pronósticos meteorológicos con tres días de antelación son ahora bastante precisos. Y las previsiones a largo plazo del cambio climático se han confirmado ampliamente en las últimas décadas. Así que si creemos que la economía es una ciencia (aunque sea una ciencia social), como es mi caso, hacer predicciones forma parte de probar teorías y evidencias en economía.

Leer más

Cada vez más próximos, cada vez más cerca de la catástrofe por Wolfgang Streeck

En la Alemania actual, cualquier intento de situar la guerra ucraniana en el contexto de la reorganización del sistema de Estados global tras la desaparición la Unión Soviética y del proyecto estadounidense de “Nuevo Orden Mundial” relacionado con la misma resulta sospechoso.
Al adoptar el occidentalismo, la izquierda verde europea puede esperar, por una vez, no sólo estar en el lado correcto, sino también en el lado ganador. Por supuesto, para que la gente de a pie permanezca al lado de su bandera hay que idear «narrativas» eficaces para convencerles de que el pacifismo es una traición o una enfermedad mental. También hay que hacer creer a la gente que, a diferencia de lo que dicen los derrotistas para minar la moral de Occidente, la guerra nuclear no es una amenaza: o bien el loco ruso resultará no estar lo suficientemente loco como para seguir con sus delirios, o bien, si realmente no se detiene, los daños seguirán siendo locales y, por consiguiente, limitados a un país cuyos hombres y mujeres, como nos asegura cada noche su presidente en la televisión, no tienen miedo de morir tanto por su patria como,en palabras de von der Leyen, por «la familia europea», la cual, cuando llegue el momento, les invitará a entrar con todos los gastos pagados.

Leer más

Brasil: la victoria de Lula y el golpe de Estado continuado por Boaventura de Sousa Santos

El domingo pasado quedó claro que en Brasil se está produciendo un golpe de Estado. Se trata de un nuevo tipo de golpe cuyo curso tal vez no se se vea afectado sustancialmente por el resultado de las elecciones. Por cierto, con la difícil victoria de Lula da Silva su ritmo será ciertamente afectado. Se trata de un golpe que comenzó a ponerse en marcha en 2014 con la impugnación de los resultados de las elecciones presidenciales ganadas por la presidenta Dilma Rousseff; continuó con el impeachment de la presidenta Rousseff en 2016; y con el encarcelamiento ilegal del expresidente Lula da Silva en 2018 para impedirle presentarse a las elecciones que ganó el presidente Bolsonaro, principal beneficiario del golpe en su fase actual. Con la elección de Bolsonaro terminó la primera fase del golpe y comenzó una segunda. Al igual que Adolf Hitler en 1932, Bolsonaro dejó claro desde el primer momento que había utilizado la democracia exclusivamente para llegar al poder y que, una vez conseguido este objetivo, ejercería el poder con el objetivo exclusivo de destruirla. En esta segunda fase, el golpe tomó la forma de un lento vaciamiento de la institucionalidad democrática y de la cultura política, cuyos principales componentes fueron los siguientes.

Leer más

Europa despierta: ¿Valió la pena? por Boaventura de Sousa Santos

Está empezando a quedar claro que los neoconservadores estadounidenses han logrado imponer en Europa, a través de una guerra de información sin precedentes, un vértigo bélico y antirruso, cuyas consecuencias tomarán tiempo para evaluar. Sin embargo, es posible identificar los signos de lo que viene.

Leer más

De historias, histerias y misiles sin zanahorias por Augusto Zamora R.

Andan de galas, golas y gulas en la OTAN con el ingreso de Suecia y Finlandia, como si ese ingreso transformara, por arte de magia, la realidad militar, económica y energética del mundo y, especialmente, del gallinero europeo, incorporando a Odín y Loki y su ejército de valquirias a las huestes de la Alianza Atlántica. La realidad es que no hay tal, sino todo lo contrario: si antes la situación pintaba mal, ahora pinta peor y, si sigue así, pintará de nuclear radiactivo. Lo explicaremos por partes pues, últimamente, entre temas tan relevantes como los fichajes en fútbol o quién brilló más en la amañada pseudo-competición de Eurovisión, no parecen andar las neuronas del personal en las mejores sinapsis. Están, más bien, cortocircuitadas y alguna fundidas.

Leer más

China y la «prosperidad común» por Michael Roberts

En mayo, el gobierno chino estableció una zona especial para implementar la «prosperidad común» en la provincia de Zhejiang, donde también se ubican las sedes de varias importantes corporaciones de Internet, entre ellas Alibaba. Y el mes pasado, el presidente de China, Xi Jinping, anunció planes para difundir la «prosperidad común», anunciando una dura represión contra las élites ricas , incluido el creciente grupo de multimillonarios tecnológicos de China. En su reunión de agosto, el Comité Central de Finanzas y Economía, presidido por Xi, confirmó que la «prosperidad común» era «un requisito esencial del socialismo» y debería ir de la mano de un crecimiento de alta calidad.

Leer más

Friedman y Trump, uno contento y el otro feliz por Francisco Louça

Los súper ricos, entre los que se encuentran algunos de los seguidores de Friedman y Trump, como Elon Musk, siempre han ganado, ya sea con crecimiento o en recesión.
En las últimas semanas, algunos medios, especialmente los de negocios, celebraron el 50
aniversario de la publicación de uno de los artículos más famosos de Milton Friedman, escrito en 1970, seis años antes de recibir el Premio Nobel de Economía. Friedman ya era una de las figuras públicas más destacadas del pensamiento conservador, había sido el principal asesor del candidato republicano Barry Goldwater, que se oponía a los derechos civiles de los negros y que quería acabar con la precaria Seguridad Social de EEUU, siendo el precursor del futuro giro radical. Se necesitaba valor, y Friedman lo tenía. El candidato fue barrido, pero el economista lo logró, siendo el primer académico destacado en su
campo en tener un programa en televisión. Así, el artículo publicado en el “New York Times Magazine” demostró su capacidad de imponerse, y se hizo famoso el lema: “Las empresas tienen una y una sola responsabilidad social: utilizar sus recursos en actividades orientadas a incrementar sus ganancias”. El conservadurismo liberal ha sostenido esta bandera desde entonces: el beneficio es la única responsabilidad social de la empresa.

Leer más

La Segunda Guerra de Nagorno Karabakh por Jorge González Márquez

El conflicto del Cáucaso se ha descongelado. El 27 de septiembre, aproximadamente a las 6:00 de la mañana, se produjo un estallido de hostilidades en la Línea de Contacto (LoC) entre las fuerzas azeríes y armenias. Una semana más tarde parece claro que nos encontramos en medio de una nueva guerra por el control de las montañas de Nagorno Karabakh y las zonas circundantes, controladas por la República de Artsaj, un estado no reconocido internacionalmente y bajo la protección de Armenia. Todo parece indicar que, tras 30 años de proceso de paz infructuoso, Azerbaiyán ha decidido resolver el conflicto por la fuerza de una vez por todas.

Leer más